21/5/11

Textos de la antigüedad

TAO TE KING
Lao Tse

LXIV
Lo que aún está quieto es fácil de coger.
Lo que aún no se manifiesta es fácil de tener en cuenta.
Lo que aún es frágil se puede quebrar con facilidad.
Lo que aún es pequeño puede dispersarse fácilmente.
Hay que influir en lo que no existe todavía.
Hay que ordenar lo que aún está desordenado.
Un árbol cuyo grosor de una braza,
nace de un tallo fino como un cabello.
una torre de nueve plantas se levantará con un montículo de tierra.
Un viaje de mil millas empieza con un solo paso.


Si se cuidara tanto el final como el principio,
no habría asuntos arruinados.

No hay comentarios: